Shotta-Salvaje-51946_front

El rapero sevillano presenta hoy trece nuevos temas en los que se rodea de una espectacular nómina de colaboradores. En formato físico el CD viene envuelto en un libro de carácter autobiográfico escrito junto a Ricardo Hurtado Simó e ilustrado por Kaos.

Shotta es el hombre récord del hip hop en español.  A pesar de su juventud acumula dieciséis años de carrera y más de cincuenta millones de vistas en youtube:“Felicidad”, es el tema más visto en el canal de videos de toda la historia del rap en castellano. Desde el seminal “Tu Madre Es Una Foca” (2002) a medias con su hermano Toteking, los dos repetirían años después con “Héroe” (2012), Ignacio González (aka Shotta) ha publicado cinco discos en solitario, “La Selva” (2004), “Sangre” (2008), “Profundo” (2011), “Flowesia” (2014) y “Para Mi Gente” (2016). El joven rapero sevillano cuenta con infinidad de colaboraciones al más alto nivel (Mala Rodriguez, Morodo, Kase.O, Natos y Waor,…) y ha hecho temblar escenarios de todo el mundo con sus saltos. No hay rincón de España en el que no haya desplegado su flow. México, Chile, Argentina, Uruguay, Colombia, EEUU, Inglaterra o Alemania también son terreno conquistado. Sin su figura no se entiende la rabia, la pasión y la energía del hip hop en español. Toda esta experiencia vital se ha materializado en el que es su sexto álbum en solitario, “Salvaje”, trece nuevos temas en los que vuelve el Shotta más crudo y directo. Poesía en bruto que fluye con la naturalidad de quien hace lo que le sale de dentro, con un carácter que a veces se muestra atemperado por los años y otras explota rebelde y escupe barras ácidas que arrasan con todo: política, música, religión, sociedad, o él mismo.

Comienza “Salvaje” con una triada de temas que además han servido de adelanto del disco, “Por mí”, con la colaboración de Dollar, un puñetazo en la mesa y una declaración de intenciones en la que repasa unos últimos años en que la oscuridad ha vuelto: “yo soy el Shotta, mi peli es angustiosa / siempre en la soga entre el deporte y las drogas / llevo una mala racha porque ya nada me importa / desde que mi hermano y yo metimos a papá en una bolsa”.  Todo lo que cuenta es de verdad, sin filtros. Sigue “Sonrisas y lágrimas”, la vida abriéndose paso, y Shotta dejando pasar la luz, haciendo suyo el discurso de Pepe Mujica que se escucha en el tema “Venimos a la vida intentando ser felices, porque la vida es corta y se nos va, y ningún bien vale como la vida”. Después llega otro de los hits del disco, “Final de liga” con Toteking, “¡Lebron y Curry en el mismo equipo!”, un repaso a la escena que no deja títere con cabeza, una burrada de lirica sustentada en una base demoledora. Una canción de amor como “Vuelve” deja paso a otro de los clímax del disco, “Lobos”, con Morodo,  “los de la manada se creían lobos / se van a convertir en Hello Kitty en el talego”, tres minutos en los que ajusta cuentas con otros cuantos, desde el master de Cifuentes a los pijitos que juegan a ser traperos. Después llega “Pasarla bien”, su particular canto al buen rollo con aires sureños, y “Loc@s” con Waor, otra intro cinematográfica y una base electrónica noventera para un Shotta que no tiene miedo a escribirle al amor. Sigue en clave autobiográfica con “Niños de la selva”, en la que con Iván Cano incluso rememora su paso por una celda malagueña y se despacha las modas “esto no suena a trap / suena como el filo de un cuchillo”, “ahora que todos quieren ser poperos / es cuando hay que ser fuerte, mantenerse rapero”. Siguen dos cortes como  “Salvaje” y “Arde Troya”, temas con bases rock. Ha vuelto el niño de La Selva. Y ya enfila el disco su recta final, con “Macaulay Culkin” y “Contigo tiene sentido”, una declaración de amor sin complejos a su pareja, para terminar con “Fuck cancer” el que quizás sea el último disco de Shotta. Un álbum honesto, rotundo y emocionante, cumbre segura de la trayectoria de uno de los talentos imprescindibles del hip hop nacional.

Este disco se presentará en una gira que comenzará en la Sala Custom de Sevilla el próximo 23 de febrero, para ir después a las Sala La Nau de Barcelona el 8 de marzo y La3 de Valencia el 9 de marzo, y finalizar en la Sala Nazca Live de Madrid el 29 de marzo. Una serie de fechas en que contará con colaboradores especiales que descubriremos muy pronto. Las entradas ya están a la venta a través de la plataforma Wegow.

Nadie fluye como el Shotta, está preparado, disparando para todos lados.